Los que estamos muy viajados

 

He de reconocer que me da mucha envidia Joseph Razinger. Va a asistir a su entierro sin haber muerto. Su dimisión le va a permitir en vida contemplar como habla todo el mundo de él. Eso tiene su gracia.

Fue una lástima que Nanni Moretti desaprovechase los portentosos primeros 45 minutos que tuvo con “Habemus Papam” y el gran Michel Piccoli. Y es que meter a un psicoanalista en el vaticano fue una idea espléndida. No estaría mal hacerlo en el Congreso de los Diputados. Hace unos días, el celebérrimo Cristobal Montero pronunció una frase genial. En una comparecencia para hablar de la Gurtel dijo “y es que los que estamos muy viajados…”. Adoro los ricitos traseros.

Hoy voy a ver a Love of Lesbian. Tengo especial simpatía por Santi Balmes. Sus letras sobre perdedores con coreografías incluidas (“Si tu me dices Ben, yo digo Afleck”) me parecen geniales. Detesto la cultura del ganador. Voy a quitar la mierda Disney Channel que Guillermo, mi hijo, algunas veces ve. Solo salen chicos que quieren buscar chicas lindas, princesas. Por cierto, el seis de marzo cumplirá un año. Contrataré unos payasos. 

 

Esta entrada fue publicada en Atentos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.